Blogia
chemalera

Gata y gato

Gata y gato

Este dibujo fue un regalo que le hice a Isabel. Fui mucho rato con el papel en una mano y el pincel en la otra detrás de Bruxa, la gata tricolor, para tratar de captar el color de su pelo, mucho más complicado que el de su hermano.

Sólo las gatas pueden ser tricolores, o dicho de otra manera, si alguien ve un gato de color negro, naranja y blanco (con sus variaciones) a la vez, puede estar seguro de que es una gata (existe una posibilidad de que uno de cada 3.000 tricolores sea gato, pero no será fértil).

Los celtas procuraban tener siempre una gata tricolor como mascota y como talismán a bordo de los barcos. La tríada mágica tan antigua y de tantos nombres para una misma realidad, el triskele o trisquel.  Hécate, la diosa de las tres caras, diosa de la luna, de las lechuzas y del tejo. El pasado, el presente y el futuro, representado por las tres Moiras o las tres Filaderas aragonesas (hilanderas), en esencia la madre, la hija y la nieta ( o la abuela, la madre y la hija). A su vez, ellas simbolizan el permanente fluir de la vida. Si te paras a pensar, por todos los sitios encuentras tríadas, sobre todo en la mitología. En mi tierra (a la que algunos parece que atribuyen una historia reconocida sólo desde el muy católico Rey Fernando, o sea, lo justo para casarse con Isabel y ser los causantes de la unidad de España) la abundancia de referencias al tres y sus múltiplos es una prueba más de su rico pasado, que incluiría antiguos pueblos celtas, iberos, vascones... Por ejemplo, la leyenda de las tres Sorores, As tres Serols, transmitida con una evolución lógica en la que terminaron siendo tres santas sacrificadas por los bárbaros, pero que en su origen, muy probablemente, se trató de una mitología en la que se contaba la caída de la antigua diosa triple ante la invasión de las creencias dominadoras. La leyenda de las Tres moras serpientes de Siresa, la de los tres Chigans Gratal, Guara y Gabardón... en cuanto al arte y la simbología antigua, la hexafolia, la flor solar de San Chuan de seis pétalos, tan repetida en tallas de piedra, madera y hierro, no es sino una multiplicación del mágico número tres.

La gata Bruxa (bruja, en aragonés y en gallego) es tres veces gata, por cada uno de sus colores, enternece cuando desea cariño, me llena de serenidad cuando sueña sueños de tejados y árboles que llegan a la luna,  y... bueno, también es capaz de sacarme de mis casillas cuando decide no parar de maullar, rascar el sillón de la bisabuela, pasearse por encima de la cabeza cuando uno está en el mejor de los sueños, o por encima del teclado echando a perder el color digital que acabas de terminar sin haber guardado a tiempo. Luego te mira, y todo se olvida, porque los ojos de un gato encierran el misterioso poder heredado de los maldaus más antiguos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Lilian Marcano -

Voy a aprender a dibujar. Por ahora, como te gustan los gatos, te invito a visitar mi blog. Recibe saludos venezolanos, Lily.

Chema -

Bienvenida, Julia, amiga de gat@s, y enhorabuena por la atractiva Estrella, quien se debe parecer entonces a mis gatos Zipi y Tonsu, dos hermanos gemelos imposibles de distinguir en quienes me inspiré para el dibujo del cartel del año pasado, un homenaje al gato de casa de toda la vida, como los que debía tener Ramón y Cajal en la suya de Ayerbe. Y,sí, también me llama la atención la extraña atracción que ejercen los libros y los cuadernos sobre ellos, ¡a veces hasta me ayudan a pintar cuando se tumban sobre un dibujo fresco!
Muy buena la frase, que en tu casa (como en la mía) es totalmente cierta.
Un saludo y gracias por darnos a conocer el enlace a entre nómadas, un blog muy recomendable que no conocía.
__________
*He enlazado mi nombre a una imagen del cartel, para que se sepa de qué hablamos.

Julia -

Bueno, por fin he dado con el creador del estupendo cartel de la Feria del Libro. ¿Sabes que el gato de tu cartel es mi gata Estrella? Es idéntica. Tengo 6 gatos en casa, los adoro y siempre están buscado cados en las estanterías de los libros. Por eso me encantó ver tu cartel, era tan familiar.
Estupendo blog, muy bonito.
Me despido con un
"La casa es de mi gato, yo sólo pago la hipoteca"
Saludos,
Nómadas

Chema -

Tú si que eres genial, Yeyo, con tus fotografías. No me ha quedado claro si tu Trico? es gata o gato tricolor, pero lo/la he visto en tu página y es precios@ Una curiosidad más: dentro de las tricolores también hay tres clases, tu Trico sería Calicó,con predominio de blanco y manchas diferenciadas y amplias, mientras que Bruxa sería Carey o Tortuga, menos blanco y los tres colores muy mezclados, o sea, más o menos como mi paleta de acrílicos.

yeyo -

¡Felicidades! Genial, simplemente genial. Sabía lo de las gatas tricolores y, justamente, tengo un gato de esos (1 de 1000), pero no sabía ese dato.
Un saludo.

Chema -

Gracias, Luisa. Los misterios nos acompañan a todas partes. He leído también que eran los marineros japoneses los que llevaban a las gatas, y en la otra cara de la moneda, tampoco los tricolores podían librarse de acusación de encarnación del diablo, además de los negros.

Luisa -

No sé lo que me gusta más si el dibujo o el texto sobre las "triadas", base de las culturas y de la vida cotidiana, por lo que veo. Lo que no sabía era lo de las gatas de tres colores en las naves celtas ¡qué sugerente!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres