Blogia
chemalera

Llegamos al número trece!

Llegamos al número trece!

El Cronista de la red es una revista digital (electrónica, on line, como queráis) cultural que empecé a editar en internet nada menos que en 1997. Este año, por tanto, cumple diez hermosos añitos. Se acaba de publicar el número 13, ahora bajo la -estupenda- coordinación de Luisa Miñana, quien asumió el reto a partir del número ocho, sin no recuerdo mal. Desde entonces la revista ha crecido en contenidos y en colaboradores, ha madurado, ha entrado a formar parte del rico acervo cultural que está a disposición de todo el mundo en la red. Por eso -aunque al principio sólo se llamaba El Cronista- le puse ese nombre: El Cronista de la red, con minúscula, porque ya en aquellos años en los que internet despertaba en España algunos estábamos convencidos de que la Red (con mayúscula se escribía entonces) dejaría de verse como algo ajeno, grande, serio, de unos pocos elegidos, y se convertiría con los años en una red de tod@s y en la que cabe de todo, bueno y malo, por la que hay que moverse para saber hallar contenidos interesantes. Recuerdo que ya en el editorial del primer número de El Cronista de la red (con esta cabecera) decía que "Es un proyecto abierto, que permite, por estar en la red, incluir permanentemente nuevos contenidos. Y se trata también de abrir las páginas a todo aquél o aquella que quiera publicar algo, ya sean escritos o imágenes de todo tipo. Creemos -angelicos- en la libertad que Internet nos da a cualquiera para decir y enseñar lo que queramos. Hoy por hoy, todavía éste es lugar para la libre expresión, y hay que aprovecharlo", cosa que volvíamos a reiterar en este otro editorial titulado "Leer y rascar, todo es empezar".

Otra novedad que me hace feliz es ver que la revista, con su mayoría de edad, tiene ya su carnet de identidad. La hemos dotado de un número de Depósito Legal y hemos logrado que la Biblioteca Nacional de España le asigne un número de ISSN, exactamente igual que el que identifica a las revistas de papel  (D.L. Z-3810-2006     ISSN: 1887-2425 ). Bibliográficamente es importante, pero también lo es sentimentalmente para mí: El Cronista de la red ha recorrido un largo camino para alcanzar un reconocimiento que coloca a esta revista al lado de sus hermanas de papel, un poco como un patito feo al que, al fin, lo contemplan como cisne.

Estoy agradecido y casi conmovido (¡qué mayor me siento!). Agradecido sobre todo a Luisa, que me ayudó a sacarla adelante cuando yo ya no podía dedicarle tanto tiempo y que, con su dedicación y simpatía ha sabido atraerse a tantos y tan buenos colaboradores; agradecido a quienes desde el principio aportaron contenidos, como el fotógrafo y amigo Miguel Angel Latorre, y el también amigo y polifacético Javier Mendivil, que nos ofrece su conocidísimo dominio www.aragoneria.com para albergarla. Un recuerdo para Rubén Pamplona, que permitió publicar los primeros números en su proyecto pionero de Redaragon. Agradecimiento a sabios y poetas que estuvieron desde los principios: Fernando Sarría, Marisa Lamarca y Rafa Lobarte, y que continuamente me sorprenden con sus nuevas aportaciones. A los críos y crías que nos dejaron sus dibujos para publicar en esa sección a la que tengo tanto cariño, las Nuevas Miradas (cuyo logo hizó José cuando apenas sabía escribir), algunos de los cuales han dejado esa sección para dar a conocer sus esculturas a toda página, como Miguel. Y, por supuesto, mi reconocimiento y admiración a quienes en este número y los anteriores han ido ofreciendo sus valiosos conocimientos y sensibilidades, cuyos nombres no citaré para no caer en el error de olvidar alguno, con la excepción de quienes me permitieron en este último número disfrutar ilustrando sus relatos : Adriana Serlik y Antón Castro (además del ya nombrado Fernando Sarría, no dejéis de leer esas tres joyas).

Sigo unido a El Cronista de la red echando una mano siempre que puedo, especialmente en la parte gráfica, y además ahora he cometido la locura de inaugurar una nueva sección en este número coincidiendo con los diez años de aquella otra locura que fue ponerla en marcha.  La sección se llama Voladuras, y otro día os contaré algo sobre ella. Gracias a tod@s.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

chema -

¡Hola, Rubén! Me alegra saber de tí, y comprobar que teníamos algo de razón los que veíamos algùn futuro a esto, a pesar del grandísimo esfuerzo y paciencia que tuvisteis que hacer! Gracias y un abrazo.

Ruben Pamplona -

Hola Chema:

He llegado tarde ya que no sabia que tenias blog, pero ahora ya quedas apuntado en bloglines... Yo tampoco me olvido de tu apoyo en los primeros tiempos de RedAragon, que siempre te agradecere.

Chema -

Hola, Juan. No te preocupes, es lógico contar en primer lugar con los dibujantes que se dedican únicamente al tebeo, y hay muchos amigos y muy buenos en esta tierra, así que os deseo todo el éxito del mundo en las jornadas. A tu disposición.
Un saludo.

juanroyo -

hola chema te cuen q estoy organizando unas jornadas sobre comics. Ha sido una locura organizativa y lamentablemente me he dejado de incluir a grandes artistas aragoneses como es tu caso. en otra ocasion me gustaria contar contigo tambien! un saludo

Fernando -

Seamos realistas ..es un bombazo!...;)..Nerea ya sabes que te dije que te estamos esperando con las manos abiertas..

Nerea -

Añadido a la lista de cosas a cotillear. Me gusta el proyecto ^^
Un saludo.

Chema -

Resalto tus palabras todos, ilusión, creativas, generosa y amig@s: los ingredientes de la mejor receta. Gracias , Luisa.

Luisa -

Hermosa evocación de ésta tu revista que es la de todos, como bien dices. Un proyecto que desde luego hacemos con ilusión, que nos mantiene alertas sobre todas las manifestaciones creativas que pueden contribuir a enriquecerlo, y que cuenta, como bien dices, con la ayuda generosa y estupenda de tantos amigos. Permíteme que use este comentario en tu blog para darles las gracias a mi vez.
Enseguida empezaremos con el número catorce.
Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres