Blogia
chemalera

A cuatro manos

A cuatro manos
Hacía tiempo que no trabajaba en varias cosas a la vez. Es lo que tiene esto de dibujar y de escribir, hay periodos de calma chicha llenos de rayujos en las libretas, bocetos e ideas libres, con los que se disfruta un montón porque no están marcadas por las prisas ni por ningún tipo de presión. Pero después, de repente, aparece el Conejo Blanco de Carroll con el reloj de bolsillo colgando del chaleco y te dice aquello de "Dios mío, no voy a llegar", y todo es correr para entregar a tiempo lo que te han pedido.
Este dibujo es un trozo de uno de los que esperan ser terminados cuanto antes.
P.D. Esta entrada la escribí ayer, hoy ya tengo alguna cosica más entre manos. Nada, paciencia y poco a poco.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Chma -

¡Gracias!

laMima -

Que hermoso dibujo. Que tierno.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres