Blogia
chemalera

Silencio, que llueve (publicado el 13 de noviembre de 2005)

Silencio, que llueve (publicado el 13 de noviembre de 2005)

Llueve. No digo nada nuevo, pero quiero escribirlo porque me gusta como suena a la vista. También me gusta oir llover. Y oler llover. Hasta mojarme de lluvia me gusta. He abierto la puerta del estudio que da a la terraza, los gatos me miran extrañados, renuentes. Puma no lo resiste. Sale fuera. Pronto vuelve a la carrera. Permite luego que, con languidez extrema, Bastet le seque surcando con púas su pelo, acariciándolo, abrazándolo. Con la puerta abierta, las gotas salpican y suenan. He cargado la tinta y he encendido una vela. No quiero electricidad. El MacQuis se ha quedado mudo y dormido. Escribo a mano en el cuaderno de Apostillas (también suena y huele bien) y garabateo un boceto. Termino de afinar unos cuentos brevísimos que le he mandado a Luis, para una revista. Sólo cuando para un rato la lluvia conecto al perezoso MacQuis y termino la página sobre cómo hacer un guión de cómic que me pidió Marcos. Luego vuelvo a apagarlo, y las gotas siguen cayendo, sonando, perfumando, humedeciendo el suelo del estudio.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Chema -

Graciela, también comparto muchos de los sueños que cuentas en tu blog, que ya conocía, también sueño bajo la luna, y adivino dibujos de nuevas e inventadas constelaciones en las noches de estrellas, y, de día, pinto de azul y blanco figuras imaginadas en las nubes.
Gracias por tus palabras.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Graciela Gómez Sala -

Me parece hermoso este blog.
Me maravilló el relato de la lluvia; para alguien que ama la lluvia (como yo), y en un día de lluvia (como éste) fue un regalo mágico leerlo.
Gracias.

alondra
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres